Agoreceres PIC – Argentina

Notícias

29 de novembro de 2023

Teste 2

Teste 2

29 de novembro de 2023

Teste

Teste notícia 5

24 de novembro de 2023

Preparación de las cachorras de reposición

Asegurar una correcta preparación de las cachorras de reposición, es fundamental para la obtención de buenos resultados reproductivos y económicos de las unidades de producción. El manejo de preparación de las primerizas para la primera inseminación está formado por una serie de procedimientos y acciones que precisan ser ejecutados de manera correcta. Lograr especial atencion a esta etapa, nos permite no sólo extraer el máximo potencial genético de las cachorras – potenciando índices reproductivos importantes, como tasa de parto, nacidos totales, número de destetados –, como también extender su permanencia en el rebaño. Confiera, a continuación, algunas recomendaciones técnicas para promover una buena preparación de las cachorras.

Promueva una selección criteriosa

La selección tiene un impacto directo en el desempeño reproductivo de las cachorras. Por esto, precisa hacerse de forma criteriosa y a partir de parámetros de evaluaciones específicos. La observación de los aplomos es una etapa importante de la selección, pues tiene una influencia decisiva sobre la tasa de retención de las hembras y, consecuentemente, sobre el número de nacidos y destetados por vida útil de la matriz. Otro aspecto fundamental que debe observarse es la calidad del aparato mamario. Las primerizas deben tener, por lo menos, 14 tetas funcionales para que puedan alcanzar la meta de destetados, tanto en el primer destete como durante su vida útil. Recuerde, siempre, que una selección rigurosa y bien ejecutada es la base para garantizar cachorras con óptima condición física y alto patrón genético y productivo.

Redoble los cuidados con la bio seguridad y los procedimientos sanitarios

Garantizar una buena condición sanitaria de las cachorras durante toda su fase de preparación es vital para su performance reproductiva. Refuerce las normas de bio seguridad y revise, continuamente, todos los procedimientos sanitarios en las fases de recría y desarrollo de las hembras. Tenga en mente que una buena estrategia sanitaria siempre tiene como base las características de la unidad de producción. Promueva una buena aclimatación de las primerizas. Al recibirlas, alójelas en instalaciones adecuadas, de preferencia cercanas a las cachorras residentes, para que puedan tener contacto lo antes posible con los agentes patogénicos existentes en la granja. Esto permitirá que desarrollen inmunidad antes de entrar en la fase de inseminación.

Garantice buenas condiciones de alojamiento

Las cachorras deben alojarse en instalaciones adecuadas. Esto evitará pérdidas y permitirá que lleguen en condiciones inmejorables al momento de la primera inseminación. Factores como densidad, calidad y tipo de piso, mantenimiento y ajuste de los comederos, ambiente – Intercambio de aire y luminosidad – deben cuidarse criteriosamente, pues tiene influencia sobre la calidad de cascos, porcentual de expresión de estro, desarrollo corporal y ganancia de peso, calidad de la matriz en el momento de la inseminación y tasa de aprovechamiento de cachorras. El espacio adecuado para la hembra, en corral, va a depender de la estructura de la unidad de producción y del tipo de piso utilizado. En pisos 100% slats, la densidad debe ser de 1,1 m²., pisos parcialmente acanalados 1,35 m² por hembra, y pisos 100% compactos de 1,60 m².

Ponga especial atención al manejo alimenticio

Promueva un buen manejo alimenticio para las cachorras de reposición. La ración debe brindarse de forma libre, sin límites, hasta la inseminación. Redoble los cuidados para evitar la falta de alimento y/o interrupciones en el suministro, durante la etapa de preparación de las primerizas. Estar atentos que, la alimentación libre, sin límite, no significa desperdicio de ración, pero sí, alimento fresco disponible siempre. Suministrar ración de forma automática en corrales de preparación promueve una buena ganancia de peso de todas las cachorras alojadas en el mismo ambiente y esto eleva la calidad de las hembras que serán inseminadas.

Adopte un buen manejo de estímulo al celo

Realizar el estímulo al celo es determinante para elevar la cantidad de cachorras disponibles en el momento de la inseminación. Por esto, este manejo debe ser diario, todos los días de la semana, 365 días al año. La frecuencia con que se hace la verificación del estro puede variar según la granja. Sin embargo, si está bien hecho, una vez al día es suficiente. Para esto, es importante contar con machos celadores de calidad, sexualmente activos y con buen lívido. La exposición de las cachorras al macho debe iniciarse a partir de los 160 días, y ser directa, ya que el contacto visual, olfativo, táctil y auditivo es mucho más evidente cuando se hace hocico a hocico. Además de la exposición al macho, aspectos como nutrición, alojamiento, época del año, luminosidad, peso y edad pueden influenciar el porcentual de hembras en estro. Dar atención a cada uno de ellos es, por lo tanto, fundamental.

Ponga atención a la calidad y duración del flushing

La realización del flushing tiene un impacto decisivo sobre los indicadores reproductivos de las cachorras, sobre todo en el número de nacidos totales. Se trata de una práctica que no está relacionada solamente a la cantidad y calidad de la ración suministrada en el período pre-inseminación, también al tiempo de jaula en que la hembra permanece antes de ser inseminada. Por esto, es importante que el flushing se realice por lo menos 15 días. Períodos más cortos de alojamiento en jaulas pueden afectar su desarrollo reproductivo y ocasionar pérdida de productividad, a lo largo de su ciclo productivo como, por ejemplo, una caída de hasta 0,9 nacidos totales por hembra.

Controle rigurosamente el peso y la edad de la cachorra a la primera inseminación

Cuidar el peso y la edad de la cachorra es un procedimiento determinante para el correcto momento de la inseminación. Lo ideal es que las cachorras sean inseminadas a partir de 200 días de vida, con, por lo menos, 135 kg y, como máximo, 160 kg. Cachorras inseminadas con pesos más elevados, y/o arriba de 230/240 días de edad, tienden a presentar sobrepeso al entrar a la primera lactancia y, consecuentemente, manifiesta mayor catabolismo en este período, con impactos negativos sobre el desarrollo reproductivo en los partos subsecuentes y, también, en la longevidad de las hembras.

João Victor Rodrigues – Servicios Técnicos de Agroceres PIC

24 de novembro de 2023

Correcto manejo de lechones en la fase de pre destete

La mortalidad neonatal es un acontecimiento preocupante y que exige atención especial de los productores. Las pérdidas de lechones en el período de pre-destete son responsables de grandes pérdidas económicas, en Argentina varían entre 5% y 15%. El momento más delicado sucede en las primeras 72 horas de vida de los neonatos.

En muchas granjas, la mortalidad en ese período es superior a todo lo restante del ciclo de producción del porcino. Estudio revela que 84% de la mortalidad pre destete ocurre en la primera semana, siendo que 28% de estas muertes suceden en las primeras 24 horas (KilBride et al., año 2012). Intensificar los cuidados con los lechones en esa etapa, por medio de la adopción de estrategias de manejo más criteriosas, es primordial para reducir la mortalidad neonatal en las unidades de producción.

Acompañe, a continuación, siete recomendaciones técnicas para promover un correcto manejo de los lechones en la fase de pre destete.

Redoble los cuidados en la preparación de la sala de maternidad

Los cuidados comienzan con la preparación de las instalaciones. El foco preliminar de los trabajos debe estar en el ambiente y en las condiciones de higiene de la sala de maternidad. Promueva una adecuada limpieza, desinfección, secado y mantenimiento de las instalaciones antes de recibir las hembras. Recuerde de chequear el flujo del agua de los bebederos, la condición y el ajuste de los comederos, el funcionamiento de los sistemas de calefacción/ventilación y garantice que las salas estén bien limpias y desinfectadas.

Promueva una buena supervisión de los partos

Asegurar una buena atención de los animales durante el parto es la base para obtener un mayor número de lechones nacidos vivos, para garantizar su viabilidad en los primeros días de vida y para el mantenimiento de la salud reproductiva de la hembra. Impóngase como meta verificar las matrices a cada 20 minutos. No deje las salas de parto sin supervisión. Observe el comportamiento individual de las hembras y sepa cuando intervenir. Priorice intervenciones no invasivas como masaje y cambio de decúbito. Si fuera necesario intervenir con braceo, tome todos los cuidados de higiene y medicación preventiva. El braceo realizado en el momento correcto es la manera más efectiva para reducir los natimuertos.

Dedique atención especial al manejo con los recién nacidos

Después del parto, algunos cuidados precisan adoptarse para garantizar el desempeño futuro de los lechones. El primer cuidado es la desobstrucción de las vías aéreas y cavidad oral de los recién nacidos. Para esto, seque todos los neonatos y colóquelos cerca del complejo mamario de la hembra, de modo que mamen el calostro. El objetivo es tener más de 95% de los lechones mamando calostro 30 minutos después del nacimiento. Verifique la temperatura rectal de algunos lechones de bajo peso (<1 kg), entre 1 y 2 horas después del nacimiento. Temperatura abajo de 36,5ºC significa problemas de ambiente (flujo de aire, lámparas/tapetes con mal funcionamiento) o consumo insuficiente de calostro. Los factores estresantes deben ser prontamente corregidos.

Oriente y promueva el manejo de las mamadas segregadas

En el período neonatal los animales son muy vulnerables, pues poseen reservas limitadas de energía. Por esto, la orientación de la primera mamada es una práctica fundamental para la sobrevivencia y desarrollo de los lechones. Organice las mamadas en las primeras 24 horas con el objetivo de proporcionar una ingesta uniforme de calostro. Es necesario garantizar que los lechones tengan una adecuada ingestión de calostro, una cuestión de vida o muerte para categorías de <1 kg. Dedique mayor atención a este manejo hasta el 3º día de vida del lechón, aún más, cuando vemos que más de 50% de la mortalidad pre destete ocurre en este período.

Realice la uniformidad de la camada

Al nacer, los lechones de bajo peso presentan desventajas físicas con sus hermanos más pesados, en la disputa por el acceso a las tetas. Haga la uniformidad de la camada entre 12 y 24 horas después del parto. Utilice hembras jóvenes (< OP4), con buenas tetas, para lechones de bajo peso. El número de tetas viables debe ser su guía para la composición de la camada. Siga el principio de lechón por teta viable y jamás deje tetas viables sobrando. Evite movimientos innecesarios. Monitoree diariamente la evolución de las lechigadas e intervenga cuando sea necesario.

Esté atento al manejo de la alimentación de las hembras

Después del parto, la alimentación de las cerdas debe ser ad libitum. La restricción de la ración acaba en baja producción de leche y mayor estrés de la hembra, pudiendo contribuir al aplastamiento de lechones. En los primeros tres días después del parto, ponga mayor atención en el momento de alimentar la cerda debido al alto riesgo de aplastamiento. El consumo de la ración por parte de la hembra está relacionado a su ingesta de agua, de esta forma, revise la disponibilidad de ambos nutrientes diariamente.

Mantenga una guía de medicamentos en la unidad de producción

Otro punto en el que precisa poner atención es la administración de medicamentos a los animales, con un fin de tratamiento (evite usar antibióticos preventivos). Mantenga instrucciones precisas de las medicaciones que se deben suministrar, con orientaciones específicas para cada caso, de acuerdo con las recomendaciones del médico veterinario de la unidad de producción. El gerenciamiento de este tipo de información, por medio de un registro de medicamentos y de sus instrucciones de uso, es fundamental para un correcto manejo sanitario de los porcinos.

Por Gefferson Silva, Servicios Técnicos de Agroceres PIC

24 de novembro de 2023

El Vídeo producido por la BBC StoryWorks destaca la edición de genes y la producción de porcinos resistentes a la PRRS

Genus PIC fue el tema de la nueva producción de Nature’s Building Blocks, una serie de películas centradas en los descubrimientos de la biotecnología moderna, producidas por la BBC StoryWorks, y presentada por The International Council of Biotechnology Associations (ICBA).

Entre las tecnologías exhibidas, Nature´s Building Blocks, destaca un video que aborda todo el trabajo de investigación realizado por Genus PIC con la edición de genes y la producción de cerdos resistentes al Síndrome Reproductivo y Respiratorio de los Porcinos (PRRS). En foco, la ciencia detrás de la técnica, los estudios que se han llevado a cabo, y los beneficios que traerá esta innovadora tecnología para la salud y el bienestar de los animales, para la sostenibilidad de la producción porcina y para la rentabilidad de los productores de porcinos.

Puedes ver el video clicando aquí.

Tecnología revolucionaria

Iniciativas como la edición genética, con el fin de producir porcinos naturalmente resistentes a la enfermedad de alto impacto de mortalidad y sufrimiento, ya son una realidad y se encajan en el concepto de traer beneficios para la cadena productiva y para toda la sociedad.

Los resultados em este ámbito han sido muy positivos. Los primeros cerdos totalmente resistentes al virus PRRS ya han nacido en los Estados Unidos (EE.UU.), por ejemplo, una enfermedad que causa enormes perjuicios, tanto en Europa como en los Estados Unidos. Revolucionaria, esta tecnología debería llegar al mercado en unos de pocos años y está totalmente en consonancia con dos de las demandas de la sociedad contemporánea, que son la garantía del bienestar y la reducción del uso de antibióticos en la producción animal.

Receba as novidades

APP Agroceres PIC

Baixe gratuitamente nosso app e tenha acesso a conteúdos exclusivos.

Siga-nos

Rolar para cima